EL SUICIDA

…el vacío en su alma era demasiado desgarrador para continuar intentándolo. Quitó el anillo de su dedo y lo ubicó junto a un trozo de papel que yacía intacto sobre la mesa de noche desde hacía más de una semana. Subió a la azotea, aún en pijamas, y se suspendió en el borde para contemplar sus dedos acariciando el vacío. Cerró los ojos, extendió los brazos, y la ausencia en su pecho le indicó que, por primera vez, tenía el control de su destino. Se dejó caer en las manos de Newton y la gravitación universal. La vida no pasó ante sus ojos, no hubo redención, no encontró la libertad ni el control efímero de hace unos​ instantes; solo el terror, solo la precipitación en alianza con el pánico para desdibujar su rostro. Sumido en la impotencia del arrepentimiento emitió un grito sordo para terminar despertando envuelto en las sábanas del dormitorio. Fue por un vaso con agua para despejar la mente, para diluir el miedo. Al entrar de nuevo en la habitación las reflexiones yacían​ en el olvido.

A la mañana siguiente el vacío en su alma era demasiado desgarrador para continuar intentándolo. Quitó el anillo de su dedo y lo colocó junto a un​  trozo de papel…


Anuncios

LA MEDIDA EXACTA

y si en vez de amarte
más que a nadie en este mundo
te amo tanto
como soy capaz de amarme

¿no sería esa
la medida exacta de amor?

ÁMAME AHORA…

ámame ahora
que el tiempo es corto
y las ganas infinitas

ámame como si fuera
el último segundo
y cada segundo
una vida para amarnos

ámame
con desenfreno
con pasión
con ternura

ámame
hasta el último grano de arena
hasta la última campanada

y luego
mírame a los ojos
besa mis labios
toca mis miedos
pero no me digas adiós

silencio

mi corazón espera tu amor

mi alma anhela tu paz

mi piel ansía tus ganas

yo espero por ti

no es el tiempo

mi enemigo

es mi cuerpo

es mi corazón

que late solo bajo tu pecho

es mi alma

perdida sin tu luz

es mi piel

que estremece en tu ausencia

soy yo

amándote en silencio

querido diario

debo confesar que

aunque aparento conocerme

no tengo idea de quién soy

que me cautiva la sociedad

y me fastidia la compañía

y que mientras más logro aprender

menos soporto mi ignorancia

confieso que

como un adicto en remisión

soporto la vida un día a la vez

que nunca sabré defenderme

pero soy experto al lastimar

Y aunque practico la monogamia

mi debilidad son las mujeres

debo decir que

no soy mala persona

pero mi bondad no está presente

aunque nunca termino las cosas

conservo con afecto los intentos

y a pesar de mi disfraz  de ermitaño

siempre he soñado con encajar

he amado

he amado tanto

que mi pecho reciente

los atisbo del amor

y la arritmia en mi corazón

lleva varios nombres propios

he amado tanto

que mi lengua

se desconectó de mi alma

y en mi entrepierna

solo gobierna el deseo

he amado tanto

que el amor no me seduce

me aterran las flores

y las mariposas sobre el ombligo

me revuelven el estómago

he amado tanto

que el amor ya no tiene sentido

como esas palabras

que caducan en el aire

de tanto pronunciarse

he amado tanto

que me encuentro desgastado

con pasos temblorosos

y un ligero sabor

a derrota en los labios

he amado tanto

y aun así

mis sueños persisten

en seguir intentándolo

evidencia

veo tus formas

y me descubro primitivo

degusto

cada gota de tus deseos

anhelo

el vaivén de tus fantasías

no hay camino más puro

que el recorrido de tu piel

no hay llamado más fuerte

que la promesa de tu vientre

mi cuerpo anticipa

la tentación de tu presencia

mis ganas crecen

hasta dejarme en evidencia